Comunidad Verde Participativa
Foto principal del proyecto: 
1. Categorías a la que postula
Categorías: 
Repoblación y ornamentación urbana
2. Detalles de la Persona / Organización / Empresa
2.1 Nombre completo de la Persona, Organización o Empresa responsable del proyecto:: 
UTPL, Universidad Técnica Particular de Loja
2.3 Contacto principal o líder del proyecto
Nombre/s y Apellido/s: 
Alexandra Moncayo Vega
Cargo: 
Docente investigador
Correo Electrónico: 
admoncayo@utpl.edu.ec
Teléfono: 
0997108836
2.4 Número de Involucrados o personas relacionadas con el proyecto:
2.3A Mujeres:: 
0
2.3B Hombres:: 
0
3. Información sobre el Proyecto
Nombre del responsable del Proyecto: 
Alexandra Moncayo Vega
Email: 
admoncayo@utpl.edu.ec
Teléfono:: 
0997108836
3.2 Descripción Breve del Proyecto: 
La ciudad de Loja, considerada como ciudad VERDE ECOLOGICA, Geo Loja (2007), ha motivado a muchas instituciones como la Universidad Técnica Particular de Loja, a investigar y realizar proyectos en comunidades y barrios que potencien el verde urbano existente o que fomente su uso y función, por tal razón, presentamos el proyecto de mejoramiento de la imagen urbana del barrio Tierras Coloradas, trabajado mediante la metodología de diseño participativo de arquitectura de paisaje, se ejecutan talleres con la comunidad, especialmente mujeres, a quienes se les prepara para sembrar, mejorando las franjas públicas existentes junto a las aceras y cerramientos particulares.
3.3 Ejecución: 
3.3B En Ejecución
Fecha de Inicio: 
Monday, April 4, 2016
3.4 Localización del Proyecto: 
Ecuador / Loja / Loja / Tierras Coloradas
3.5 Tamaño del proyecto: 
Pequeño: superficie hasta 50ha
3.7 Sector: 
Mixto
3.6 Alcance: 
Local
3.8 Financiamiento: 
Mixto
3.9 Impacto del Proyecto: 
El barrio de Tierras Coloradas, nace hace 25 años con la postulación a los terrenos, dando prioridad a mujeres y madres solteras de escasos recursos económicos como una solución al problema de vivienda en la ciudad de Loja. Sin embargo, por su ubicación lejos del centro de la ciudad, sin los servicios básicos adecuados, lejos de solucionar el problema lo enfatiza, pues se les presenta la dificultad de conectividad, abastecimiento y servicios públicos como educación, salud y alimentación, factores que se complican más por el problema de insalubridad e inseguridad, que la misma comunidad ha ido resolviendo a su manera y con los escasos recursos que dispone. De acuerdo a los talleres participativos realizados con la comunidad se detectan algunos problemas como la contaminación ambiental: de aire, ruido y visual en las franjas públicas y límites de las aceras, que se han convertido en botaderos de basura y espacios residuales que se degradan aún más por la presencia de una gran cantidad de perros callejeros. Con estos antecedentes, se plantea un proyecto de fin de titulación en arquitectura denominado “Aplicación de la técnica de agricultura urbana en Tierras Coloradas mediante la metodología de diseño participativo.”, realizado por la estudiante María Isabel Burneo González, con el objetivo principal de promover la conciencia crítica de la comunidad ante la contaminación ambiental, así como el mejoramiento de la imagen urbana del barrio, venida a menos por estigmas delincuenciales con los que se conoce a este sector. Por tal razón la intervención de la universidad Técnica Particular de Loja generara los siguientes impactos: - Desde lo social, crea una conciencia crítica sobre la problemática del barrio generando un cambio de actitud en la comunidad, que despierta la necesidad de participar y colaborar en mingas para mejorar la imagen del barrio, iniciativa que ha sido ampliamente respondida por la presencia y trabajo de las mujeres de hogar, creando así espacios seguros donde se pueda transitar y percibir las bondades de la vegetación ornamental. - Para mitigar la degradación ambiental se plantea repoblar con vegetación las franjas públicas, mejorando la calidad visual y fundamentalmente la calidad del suelo y el aire, mediante la plantación de especies ornamentales, conocidas comúnmente como: geranios, begonias simples, escancel rojo, agapanto, trébol ornamental, papiro, musgo grande, maní forrajero y pasto común, estas especies serán utilizadas en el tramo de la calle San Francisco de Asís, como primera fase experimental de repoblamiento, que incentive a los moradores de los cerca 90 tramos que conforman el barrio. Actualmente, el 70% las viviendas cuentan con huertos familiares frontales y posteriores los cuales abastecen a su autoconsumo, entre otros se siembra y cosecha hortalizas como: maíz, lechuga, acelga, culantro, perejil, col, entre otras, así mismo se siembran plantas medicinales y ornamentales como: el escancel, manzanilla, cedrón, hierbaluisa, cartuchos, geranios, rosas, chabelitas, entre otras. Continuando con esta fuerte presencia de área verde ornamental y agrícola, la ampliación de verde urbano en las franjas públicas convertirá al barrio en una COMUNIDAD VERDE PARTICIPATIVA, que influirá notoriamente en el aumento del valor de uso de suelo y por consiguiente en su plusvalía, beneficiando a mediano y largo plazo a los 3025 habitantes directos del barrio. Mientras que, con esta primera fase de repoblamiento, a corto plazo se beneficiaran a 50 familias de 33 viviendas correspondientes al tramo de San Francisco de Asís.
3.10 Innovaciones en procesos o productos.: 
La presente intervención se realiza en un contexto de ciudad, bajo condiciones de mejoramiento de imagen urbana, por lo tanto no aplican las actividades del proceso de cadena productiva con innovación tecnológica, procesos, implementación ni comercialización, sin embargo presenta una fuerte innovación social y medioambiental, como concepto holístico, según el Consejo Global sobre Innovación Social del World Economic Forum, “innovación social es la aplicación de enfoques novedosos, prácticos, sostenibles y de mercado que logran cambios sociales o medioambientales positivos con énfasis en las poblaciones más necesitadas”. Por lo tanto al ser la innovación social, la creadora de nuevas ideas, productos, servicios y modelos, para nuestro caso los diseños paisajísticos de las franjas verdes serían los productos, los servicios fundamentales tendrían que ver con el mejoramiento de la imagen del sector que, a futuro se convertirían en modelos o referentes a replicar en los barrios continuos y en general en toda la ciudad, satisfaciendo las necesidades sociales eficazmente, creando relaciones sociales y colaboraciones mutuas entre la ciudadanía, autoridades y universidad. Esto se logra mediante el proceso de diseño participativo como método base y de generación del diseño paisajístico de las franjas frontales planteado y socializado mediante talleres participativos. Las herramientas y actividades realizadas durante el proceso de diseño e implementación de la idea fueron: - Levantamiento de información de campo y bibliográfica - Diagnóstico y análisis del sector (talleres participativos). - Diseño paisajístico de áreas verdes. - Socialización a la comunidad del proyecto. - Gestionar con el municipio la donación de plantas previamente seleccionadas en el vivero municipal. - Limpieza de las franjas frontales a las viviendas, mediante mingas. - Mejoramiento de tierra en el lugar a intervenir, mediante mingas. Con todas estas herramientas y actividades se logró que la comunidad adquiera conciencia crítica y motivación para realizar la limpieza, cercos de madera y mejoramiento de la tierra, como primer paso para la plantación de vegetación seleccionada. Finalmente consideramos que, con estas pequeñas acciones se contribuirá a mejorar y aumentar el índice de área verde en la ciudad de Loja (3.38 m2/hab.) y a futuro alcanzar el mínimo establecido por la Organización Mundial de la Salud OMS, que es de 9 m2/hab., además de mejorar ambiental y socialmente al barrio y a la ciudad.
3.11 Mecanismos de verificación: 
En lo social desde lo cualitativo y subjetivo se podrá medir por el sentido de pertenencia que lleguen a tener los propietarios de las viviendas ubicadas frente a cada franja pública, visualizado a medio y largo plazo a través del grado de cuidado y mantenimiento de la vegetación por parte de los vecinos, además se considera que el grado de delincuencia e inseguridad disminuirá, esto se podrá evidenciar por observación directa, por testimonios de la población y la policía comunitaria. Desde lo cuantitativo el aspecto ambiental se podrá medir mediante porcentajes de aumento o disminución de áreas verdes, verificado con registros fotográficos en planimetría y alzado o elevaciones del antes y después del tramo a intervenir. Se espera que disminuya la degradación visual y contaminación ambiental de los espacios residuales actuales. A largo plazo se podrá verificar el valor del uso del suelo haciendo un comparativo del valor de un lote del 2017 al 2027 y 2037 en donde se espera un incremento de la plusvalía. De lo que inicialmente, hace dos años se encontró en la comunidad, actualmente la comunidad se muestra muy motivada, observándose mayor compromiso e interés por sus espacios públicos y por el trabajo comunitario y participativo.
4. Documentos de soporte